Circo Venus

€1.250
| /

25 x 51 cm (tamaño de papel)

25 x 51 cm (tamaño de imagen)

Aguafuerte + acetato

Edición de 75 ejemplares + 7 pruebas autor

INFORMACIÓN ADICIONAL

Carpeta de 6 grabados indivisible más portada y contraportada.

 

CIRCO VENUS

Hay un lugar al que llegan los exiliados de ninguna parte.

Huidos de si mismos y guiados por la estrella Sirio, buscan cada noche que todo empiece de nuevo.

Ellos, que valoran cada instante porque ya antes lo perdieron todo, son capaces de florecer en cada nueva actuación, de brillar con cada movimiento, de enamorase y enamorar al público cómplice de miradas, sueños y besos.

Porque en el CIRCO VENUS cada uno es libre de sentir, querer, besar y amar como le de la gana.

Es un circo formado por animales, plantas, ríos y océanos… donde Tahn, el pájaro azul que ha viajado durante días y noches desde el sur de África, vuela sabiendo que el aire cálido que mueven sus alas, rodeará en un beso infinito a Lady Celeste. Ese viento para ella es como la brisa del bosque torcido de su Polonia natal. Pinos curvos doblados hacia norte. Ella siempre creyó que era una señal. La línea curva frente a la recta. Y anduvo en espiral, todo seguido, hacia dentro… hasta que el peor de los huracanes arrancó su epicentro y la trajo hasta la puerta del circo.

Zur, ambiguo felino tropical de formas exquisitas, alarga su largo cuello para coincidir en un sutil encuentro con los labios de Alma, árabe. Turca y terca. Aunque ella no lo recuerda, aprendió el contorsionismo viajando en una maleta.  Es mucho más el peligro que alberga su corazón que el de su coraza. Dispuestos siempre a jugar, no saben ganar sin perder…ni perder sin ganar.

La fuerza es Camila. Mexicana, diminuta, salvaje… muerta y resucitada. Ha hecho los viajes más extraños de este mundo. Y de otros. Llega desde ninguna parte y sabe que no irá a ningún lugar. Ella es aquí y ahora. Sus finos y fuertes brazos sostienen a Andito Fern, español, de estirpe torera, de barrio bajo, de clase alta, de cultura media, de quiero y no puedo… ¡pero porque quiero puedo! Nunca pensó que sería tan feliz siendo la carga, el peso, el contrapeso y el paso a dos en perfecta armonía.

El equilibrio no siempre está disponible. Galla confía en la Magia. Los ojos azul océano de Jan nunca le han fallado. Es el azul del mar de su niñez, del Mediterráneo. Ella es griega y romana, árabe y libia, espuma y marea. Sol y tormenta. Llegó una noche de frío para quemar el circo. Sólo por el placer de ver las llamas. Ardieron. Salvaron el fuego y reconstruyeron el circo.

Minus es más. Él siempre estuvo ahí. Imperceptible, Indocumentado, impalpable, invisible. Él es el origen y el final. Sin él, el circo no tiene sentido. Es el eje, el centro, la base, la inercia, el peso. Por eso adora la levedad de Miss Shu. Asia entera la recorre, pero no permanece…China, India, Japón, los arrozales, sequías, inundaciones, desiertos, valles fértiles y montañas… en ella todo pasa y nada queda.

¿Cómo no enamorarse perdidamente de un ser compuesto de lluvia y lagrimas evaporadas?

Es raro llamarse Infierno y a la vez ser un ave del Paraíso, pero así ocurre todo aquí. Llegó en un vuelo migratorio y desde lo alto del cielo azul vio a Sara. Mestiza, piel transparente, pelo afro y ojos de luna llena. Bajó y comenzó un cortejo que se repite cada noche desde hace más de cien años. Los dos habían llegado huyendo del frío y encontraron bajo la carpa, bajo las alas, bajo sus manos, el calor de un amor sin fronteras.

En el circo Venus siempre se puede volver a la casilla de salida. Es normal fallar y volver a empezar. Todos saben que son luz y oscuridad. Les alienta el brillo de las luces al fondo, la sonrisa de los niños, el silencio tenso en los saltos sin red. La cena después de la actuación, las noches de charla y vino en los carromatos, los cielos estrellados, las constelaciones guiando su ruta. Los amaneceres de amor, y amar, y abrazos… y sobre todo les alienta saber que no importa perder si compensa jugar, porque todos creen en el derecho y el placer de volver a empezar.

¡Bienvenidos al CIRCO VENUS!